Puente Sarasola sobre el Río Urumea

Puente Sarasola sobre el Río Urumea

en colaboración con José Ángel Medina y Ponting, inzenisrki biro d.o.o.

Si hemos de subrayar alguna característica de San Sebastián que sea relevante para el diseño de un puente es, sin duda, el alto desarrollo que tiene su sistema de caminos peatonales y de bicicleta. La ciudad ha apostado por una cultura extraordinaria que defiende la movilidad sostenible y el trato amable al ciudadano. Las publicaciones especializadas señalan esta cultura, que ha provocado que en los últimos años se convierta en una de las ciudades con mayor calidad de vida. Así, frente a la propuesta municipal de sustituir un tablero por otro en el que se mezclan los usuarios, se propone la separación del peatón con un doble propósito: por un lado, singularizar el paso peatonal separándolo del ruido y peligros del tráfico rodado y por otro, reducir la pendiente dando un mayor desarrollo que, además, une de manera más natural la subida al barrio de Egia con el paseo fluvial. La experiencia singular de cruzar alejado del tráfico rodado, acercarse y alejarse, fortalecerá esta idea, que tiene su máxima tensión en el único apoyo sobre el río, donde ambos tableros se unen. Este carácter se verá reforzado con sendos espacios previos tanto a la entrada como a la salida de la pasarela con el objetivo de que sirvan de miradores sobre el río y la ciudad.

If we had to highlight a hallmark of San Sebastian relevant to the design of a bridge we undoubtedly will point at the high development of its pedestrian and bicycle paths system. The city has reinforced a unique culture that defends sustainable mobility and friendly manners to citizens. The literature notes that culture, which has led San Sebastian to become one of the spanish cities with the highest quality of life. Thus, compared to the municipal proposal to replace an old bridge in which all traffics are mixed, we propose a radical separation of pedestrian traffic with two objectives: first, to distinguish it from the noise and hazards and secondly, to reduce the gradient slope with a longer itinerary which also links the Egia neighborhood to the river promenade more naturally. The intense experience of crossing the river out of traffic strengthens this idea, which has its maximum stress in the single support on the river where the two boards meet. This character will be reinforced with both viewpoints in the entry and exit to look over the river and the city.

colaboradores/collaborators: Mikel Quintana (estudiante PFC), Iñigo Berasategui, Antonio J. Cidoncha, Jon Polo (arquitectos de equipo/architects)
ingeniería/civil engineering: Viktor Markelj (Ponting, inzenirski biro d.o.o.)