Rehabilitación del Monasterio de Bellpuig en Artà

Rehabilitación del Monasterio de Bellpuig en Artà

En colaboración con José Ángel Medina y Alejandro Dean

Nos encontramos con un bosque denso, en el que se abría un claro, desde donde una iglesia dominaba el entorno. y salpicándolo todo, trazas de antiguos muros, unos casi imperceptibles, restos de antiguas memorias y otros aún más estereotómicos que configuraban lo que en el pasado fue un monasterio. El paisaje también salpicado de piedras de diversos tamaños que tapizaban el solar. Y nos preguntamos, como siempre, ¿qué hacer con la ruina?
Marquemos el límite de lo construido con un lenguaje que ponga en valor los restos de lo que tantas veces cambió para adecuarse a los usos, esta vez se trata de una biblioteca, una sala de audiovisuales, una de exposiciones…pero que las trazas de los muros perduren. Fragmentemos el programa,… el centro de interpretación que actúe de límite grueso, colonizando los espacios entremuros  y entonces cubramos la ruina, con una estructura ligera que de sombra, una estructura a la vez de luz bajo la que puedan darse todo tipo de actividades, como si las excavaciones arqueológicas pudieran seguir desarrollándose y tejamos un tapiz de piedra donde aún pueda crecer la hierba y los restos de trazas de muros, de las piedras que nos encontremos se incorporen a un nuevo paisaje.

We found a dense forest, in which a clear was opened, and where a church was dominating the landscape. And everywhere, traces of former walls, some of them imperceptible, all rests of an old monastery. The landscape was also filled with stones of diverse sizes. And we wonder, as always, what to do with the ruin?
Let’s mark the boundaries of what is going to be constructed keeping in value the ruins of what so often changed to be adapted to different uses, this time it is a library, an audio-visual room, an exhibition room … but let’s keep the walls traces. Let’s fragment the program… the center of interpretation to act as a thick limit, colonizing the spaces between the old walls, and then let’s cover the ruin with a light structure, as if the archaeological excavations could be going on, and let’s weave a tapestry of stone where still the grass could grow and the walls traces could join to a new landscape.